miércoles, 13 de noviembre de 2013

Celos de bebé ¿puede afectar su sueño?



Anoche fue una de esas noches en las que dormí poco. Siendo madre de dos niños esto no es de sorprender pero hubo algo que me llamó la atención y por eso estoy aquí escribiéndolo. Les voy a contar un poco de background para que entiendan mi inquietud.

Antes de tener a Netito vivía en una casa que sólo tenía 1 habitación en la que dormíamos mi esposo y yo en nuestra cama y Ely en su cunita. Ella nunca tuvo problemas para dormir toda la noche, cosa que aprendió a hacer desde los 3 meses y salvo por contadas ocasiones no se despertaba hasta el amanecer.

Cuando estaba embarazada de Neto pasamos a una nueva casa con 2 habitaciones: destinamos una para los bebés y otra para nosotros. Pensé que Ely tendría problemas al verse sola en su nuevo cuarto pero no, ella siguió durmiendo tranquila y feliz toda la noche.

Cuando nació Netito, mi esposo y yo consideramos prudente poner su cuna en nuestra habitación hasta que se acostumbrara a dormir toda la noche e ingenuamente pensamos que sería como Ely y asumimos que máximo a los 6 meses el bebé pasaría al cuarto con su hermana. Pues resulta que está a dos días de cumplir su primer año y contadas son las ocasiones en que se duerme toda la noche pero sólo suele despertarse una vez a pedir biberón y se duerme en seguida.

Aparte de esto, desde que Netito tenía unos 4 meses, Ely decidió que no quería ser la única que no durmiera en mi cuarto así que aprendió a bajarse de su camita y llegaba hasta la mía a meterse ahí. Después de varias veces de hacerlo ya no hubo poder humano que la sacara y aunque mi cuello y mi espalda están resentidos por esto, dormimos los 3 en la misma cama.

La semana pasada yo estaba feliz porque durante 3 días seguidos Neto durmió toda la noche sin despertarse, pero los 3 días siguientes (incluyendo anoche) se ha despertado varias veces y aun cuando se toma su biberón no se vuelve a dormir y llora para que lo tome en brazos, a pesar de que él ha aprendido a dormirse solo en su cuna sin que lo esté meciendo ni cantando, pero en estos días me ha pedido otra cosa.

Anoche particularmente, me di cuenta que ahí paradito en su cuna miraba con cierto enojo a su hermana que dormía plácidamente en medio de mi esposo y yo y lloraba a gritos, entonces hice algo fuera de lo común: lo saqué de la cuna, busqué una frazada y con bebé en brazos puse la hamaca de la sala y me acosté ahí con él.  

Ahí arropaditos los dos, meciéndonos abrazados, Netito se tranquilizó. Durante largo rato estuvo mirándome y agarrando fuerte mi blusa como que no quisiera despegarse nunca de mí. Fue un momento muy especial para los dos. Yo que estaba con todo el sueño del mundo le hice caricias por un rato esperando que se durmiera pero luego de tranquilizarse empezó a alborotarse por el chirrido que hacían los soportes de la hamaca al mecernos. Y aunque muchas veces le dije: “Netito, es hora de dormir” no hizo caso y cada vez tenía más ganas de jugar y buscar donde venía el bendito sonidito. Antes de que fuera muy tarde, lo llevé nuevamente al cuarto, le puse su trencito de peluche con música para dormir y se durmió.

Por eso me preguntaba: ¿es posible que haya sentido celos de ver dormir a su hermana junto a mí y que ese sentimiento le esté perturbando el sueño? Generalmente se habla de celos del hermano mayor hacia el menor, pero ¿qué tal si es al contrario? ¿O es simplemente que mi bebé quería estar un rato conmigo?

Encontré un artículo en BabyCenter sobre la ansiedad por la separación. Espero que me arroje alguna luz sobre cómo tratar este problema. Por lo pronto, creo que más tarde conversaré con mi esposo porque de ser lo que pienso se nos vienen noches difíciles en las que ya tendremos que pasar definitivamente a los dos niños a su cuarto.

Esta vez escribo pidiendo ayuda. ¿Cómo manejarían esta situación?

No hay comentarios:

Publicar un comentario