miércoles, 11 de diciembre de 2013

De las versiones infantiles de los villancicos y otras anécdotas navideñas



Y ya que estamos en diciembre nos vamos a poner a cantar villancicos todo el mes :)

Como ya les he contado, yo guardo muchos recuerdos de mi familia armando el arbolito y el pesebre mientras cantábamos todos los años los mismo villancicos, luego en las novenas sentados todos alrededor del nacimiento con panderetas y el librito de cantos y oraciones.

En esos momentos, cuando los más pequeños de la casa agitan las panderetas es cuando salen las versiones más ocurridas de los villancicos como:

Del seno del Padre bajaste UN BANANO (en vez de bajaste humanado del villancico Dulce Jesús Mío)

Era Rodolfo el reno que tenía CHORLAVIN  (eso era lo que yo entendía en vez de tenía la nariz)
… Roja como la RANA (en vez de roja como la grana pero en mi defensa diré que si hay ranas rojas!)

Claveles y rosas la cuna adornad, QUE MATO un ángel… (en vez de en tanto que un ángel en el villancico Claveles y rosas)

Este es del villancico Ya viene el niñito:
Ya viene el niñito jugando CUARENTA
Y LOS PASTORCITOS JUGANDO CINCUENTA
Y ya van llegando todos los pastores
Y le van llevando DOS TELEVISORES
EL UNO ES UN SONY, EL OTRO ES PANASONIC (Esta si fue bien ocurrida pero no me acuerdo a quien se lo escuché)

“Mamá, vamos a cantar la canción del wiwichu
La de qué? La del wiwichu: wi wi chu a merry crismas…(Esta creo que se la escuché a mi hermana que contaba de una amiga suya con su hijo)

Mis enanos todavía no me salen con sus versiones de villancicos (no hablan mucho todavía) y de mis sobrinitos tampoco he escuchado ninguna, estas son de cuando mis hermanos y yo éramos niños y esa era la forma como entendíamos las canciones. Igual, siempre los niños salen con alguna ocurrencia y es divertido escuchar su versión de los hechos.

Como anécdota divertida les cuento, un amigo me contaba que una vez él iba llegando a su casa después de un viaje y justamente en la sala estaba su mamá con otras personas a punto de iniciar la novena y fue tal la precisión de que él iba entrando y todas empiezan a cantar “Bienvenido seas, mi niño adorado…” Jajajaja! Qué recibimiento!

¿Qué anécdotas navideñas tienes tú? ¿Cómo cantan tus hijos los villancicos?

Para que escuchen las canciones de las que les hablo les dejo estos villancicos ecuatorianos
Y una reseña de mis favoritos: Los Pibes Trujillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario